Señales

Otro crimen de género

Bajo la consigna  «A Diana la mataron por travesti», una multitud convocada por las redes sociales mediante los hashtags #BastaDeFemicidios y #NiUnaMenos rindió su homenaje en la Plaza Flores a Amancay Diana Sacayan, líder de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays y Bixesuales (ILGA) y dirigente del Movimiento Antidiscriminatorio de Liberación (MAL), asesinada en su departamento de ese barrio. El acto, que se realizó el 17 de octubre, consistió en una muestra fotográfica y pancartas seguidos de un siluetazo, pintadas con aerosoles y esténciles y otras expresiones artísticas en recuerdo a la militante LGTB que había denunciado por persecución a las policías Metropolitana y Federal. Sacayan tenía previsto asistir al 30º Encuentro Nacional de Mujeres que se desarrolló en Mar del Plata. Cuando sus conocidos y conmilitantes notaron su ausencia sospecharon algo malo. Principalmente porque no respondía a los llamados. El hallazgo se produjo cuando el portero del edificio donde vivía Sacayan, al encontrar la puerta semiabierta, ingresó al departamento y descubrió el cuerpo atado a la cama y con heridas de arma blanca.
La Asociación de Lucha por la Identidad Travesti y Transexual (ALITT), 100% Diversidad y Derechos y la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) reclamaron a la fiscal Mariela Labozetta encuadrar a la investigación del crimen «desde la perspectiva de un travesticidio».