Señales

Pisco chileno de uvas argentinas

Mendoza. Vino blanco de exportación. (Hidalgo/AFP/Dachary)

 

En medio de la extrema fragilidad de las economías regionales y, en particular, de la vitivinicultura, productores del este mendocino se convertirán en proveedores de materia prima para bodegas chilenas que elaboran pisco. Tanto por precio como por la posibilidad de garantizar un volumen de ventas, el vino blanco de esa región será la base de un pisco que se producirá en el país trasandino. El agrónomo chileno Miguel Pizarro Viera realizó una prueba con vino argentino, que se convertiría en materia prima para una segunda transformación. «Los vinos blancos del este resultan atractivos para producir los piscos chilenos. A veces, por tiempo, trabajo y ahorro nos conviene comprar caldos de afuera», sostuvo Pizarro.
Hay zonas de Chile que no cuentan con el volumen necesario de materia prima para el pisco, pero, además, el producto argentino resulta entre 30% y 40% más barato con traslado incluido hasta el punto de elaboración.