Señales

Ríos dormidos

La bajante que afecta a las cuencas de los ríos Paraná, Iguazú y Uruguay es la más pronunciada de los últimos 30 años. Producto de la falta de lluvias y del cierre de compuertas de represas en Brasil, genera preocupación en todo el litoral. En Rosario, por ejemplo, el Paraná tiene apenas 1 metro de altura, cuando el promedio es de 3,76 metros. (Agencia Rosario)