Señales

Roberto Gargarella

 

«El castigo fue pensado como la última puerta ante un problema grave. Pero la profesionalización del Derecho, la demanda de los medios y las políticas oportunistas, lo han ido naturalizando y convirtiendo en la primera respuesta, y no en la última.»