Señales

Sin mesa de diálogo

Rutas. Cortes en el acceso a la capital. (Télam)

Trabajadores de tres diferentes sectores se unieron en Neuquén para manifestar pacíficamente demandas salariales y laborales y en contra de los ajustes en las dependencias estatales. Así, docentes, ceramistas y trabajadores de la Planta Industrial de Agua Pesada (PIAP) cortaron a mediados de mayo dos vías de acceso a la capital provincial.
En el caso de PIAP, el conflicto es de viejo arrastre, ya que, como consecuencia de los recortes presupuestarios, la planta de Arroyito permanece parada desde mayo del año pasado. La Asociación Trabajadores de la Educación (ATEN), en tanto, llevaba más de 35 días de protestas en reclamo de una pauta salarial docente para este año. Un día antes de los cortes, había fracasado la realización de una mesa de negociaciones  impulsada por las Defensorías del Pueblo de cuatro ciudades de la provincia. El fracaso se debió a la ausencia de los funcionarios del gobierno neuquino, que dejaron sin contraparte a los representantes gremiales. Por su parte, afiliados al Sindicato Ceramista de Neuquén protestan por la situación que atraviesan tres establecimientos que están operando en manos de sus propios trabajadores.