Señales

Tierras comunitarias

Los pueblos originarios moqoit, wichí y toba, de Chaco, agrupados en el colectivo MOWITOB, presentarán un recurso de amparo ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos  (CIDH) con el objetivo de impedir la entrega de tierras en la zona de la Reserva Grande, medida que lleva adelante el gobierno provincial a través del Instituto del Aborigen Chaqueño (IDACH) y el de Colonización.
«Mediante seis decretos, en diciembre del año pasado, con el aval del IDACH, el gobierno cambió las adjudicaciones acordadas. Sacó afuera de la reserva a las comunidades wichí y quiere entregar los títulos a las familias criollas que debía relocalizar», afirmó Orlando Charole, legislador provincial. Charole justificó la medida de recurrir a un organismo internacional en razón de que el gobierno provincial, aseguró, no cumplió con el proceso de consulta previa con las comunidades según establece la Ley N° 24.071.
La entrega de tierras a los pueblos aborígenes en la región de Reserva Grande fue sancionada en 1992 y comprende unas 300.000 hectáreas del llamado Impenetrable Chaqueño. Los pobladores vienen denunciando la demora en darles los títulos de posesión, una situación, afirman, que favorece una enorme extracción ilegal de maderas. «Vemos pasar hasta dos camiones por día con toneladas de rollizos de algarrobo», protestó Carlos Andrada, dirigente wichí de Comandancia Frías.