Señales

Un duro 2017


(Nicolás Parodi)

 

La Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI) presentó en la Plaza de Mayo de la Ciudad de Buenos Aires el vigésimo Informe de la Situación Represiva Nacional. El trabajo revela que en 2016 hubo al menos 241 muertes, una cada 25 horas. Desde el regreso de la democracia en 1983 hubo 4.960. El informe habla de la «sostenida tendencia creciente de la represión gobierno tras gobierno», y remarca que «es impactante advertir que, en solo diez meses y medio de gobierno, la Alianza Cambiemos alcanza una incidencia del 5% del total, frente a gestiones con 4, 6, 8 o 10 años de duración. Si calculamos el promedio diario de todas las gestiones, se confirma el liderazgo represivo de Mauricio Macri y sus aliados, que supera a todos sus predecesores y anuncia un duro 2017». Además, el relevamiento de la CORREPI sostiene que más de la mitad de las víctimas es menor de 25 años; que las policías provinciales son las fuerzas que más han reprimido a la sociedad seguidas por los Servicios Penitenciarios, Policía Federal, otras fuerzas, seguridad privada, Gendarmería, Prefectura y Policía Metropolitana. Sobre un total de 481 casos de víctimas mujeres, 291 fueron «femicidios de uniforme», primera causa de muerte de mujeres a manos del aparato represivo estatal.