Señales

Vecinos le dicen no a un muro

Vecinos movilizados para el Encuentro Provincial de Luchas por la Tierra se unieron para derribar un muro que separaba dos barrios en la capital cordobesa. Se trata de la muralla que una empresa constructora había levantado entre los límites de Parque de las Rosas y el exclusivo barrio Manantiales. Los manifestantes –miembros de organizaciones sociales y ambientales– dejaron un cartel que decía «Tierra y Libertad» y afirmaron que esa construcción de 1,6 kilómetros de ladrillo y cemento era una frontera ilegal «ya que estaría hecha en terrenos del Estado nacional», según refleja el medio local Día a día. Al mismo tiempo, denunciaron que era un muro «discriminatorio» y atentaba contra «el derecho de libre circulación de las personas» ya que impedía el paso por la calle Lisboa. Además, habría sido hecho para separar a los pobladores de acuerdo con su clase social.