Señales

Zafra inconclusa

No había pasado una semana del inicio de la zafra cuando el Ingenio San Juan cerró su planta en la Banda del Río Salí, Tucumán.  Unas 400 familias quedaron sin sustento  por la sorpresiva interrupción de actividades. Las deudas de la planta, arrendada por la empresa Tecnocontrol, con la proveedora de gas Gasnor habían sido renegociadas por el gobernador y la municipalidad local. «Hicimos algo que les sirve a todos: dar empleo», declaró, entonces, el concesionario. Pero la promesa no duró mucho y los pequeños productores cañeros comenzaron a reclamar por sus propias deudas. Todos los afectados esperan que la Justicia permita el ingreso de un nuevo administrador para poder continuar con la tarea.