País | Sociedad | Prevención de la violencia

En riesgo

El aislamiento social y el tiempo de escolaridad virtual no solamente privaron a los chicos del contacto con sus pares. Para muchos de ellos, el hogar se terminó convirtiendo en una suerte de trampa donde quedaron silenciados y sin posibilidad de expresar a sus maestros o compañeros las situaciones de violencia por las que estaban atravesando. De acuerdo con las estadísticas del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, durante 2020 los llamados a la línea 137 por violencias intrafamiliares y/o sexuales aumentaron 23% en comparación con el mismo período de 2019. De ese total, un 28% correspondió a violencia familiar y un 13% a violencia sexual. Gabriel Lerner, secretario nacional de Niñez, Adolescencia y Familia reconoció que durante el aislamiento por coronavirus «se incrementaron las situaciones de violencia contra la infancia», a la vez que celebró «la política nacional y federal de intentar un retorno a la escuela, porque no solo es un ámbito de formación pedagógica sino también de cuidado, socialización y detección de vulneración de derechos».