Sociedad

Enciclopedia para tod@s

Con periódicas jornadas de edición colectiva, un grupo de científicas y tecnólogas argentinas apunta a revertir la subrepresentación de las mujeres en el contenido y la producción de material para Wikipedia. El sesgo de género en internet.

Juntas. El encuentro, que incluyó talleres y charlas, convocó a decenas de investigadoras. (Télam)

Una Editatón es una actividad en la que varias personas se juntan con el objetivo de crear contenido nuevo en Wikipedia. En nuestro país ya se realizaron varias, y la última de ellas se orientó, por primera vez, al tema de las científicas y tecnólogas argentinas. El encuentro –que tuvo lugar en el Polo Científico Tecnológico de la ciudad de Buenos Aires– fue organizado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva y Wikimedia; y contó con el apoyo del Instituto Nacional de Mujeres, la Red Argentina de Género, Ciencia y Tecnología (RAGCYT) y la Fundación Mujeres en Igualdad. La jornada de edición colectiva aspiró a poner de relieve el trabajo femenino en ciencia y tecnología, además de incentivar a las mujeres a sumarse como redactoras en Wikipedia. El encuentro consistió en un taller de redacción y una charla a cargo de la biotecnóloga y especialista en cuestiones de género, Lucía Ciccia, y la astrofísica e investigadora superior del CONICET, Gloria Dubner.
Anna Torres Adell, directora ejecutiva en Wikimedia Argentina, destacaba: «Somos el quinto lugar más visitado en internet; los cuatro primeros son buscadores, por lo que somos el primero en contenidos y nuestros artículos se visitan 31 millones de veces al día». Pero también ofrecía cifras menos auspiciosas que daban cuenta de las razones de esa jornada: «Se estima que de cada diez personas que editan en Wikipedia solo una es mujer; y que solo el 17% de las biografías en Wikipedia en español son de mujeres». Todo empeora en el caso de las científicas, ya que sus biografías representan apenas el 8,8% de los textos dedicados a las personas que trabajan en ciencia. Estos guarismos indican una doble problemática: por un lado, la falta de mujeres en las instancias de producción de conocimiento (digital), en este caso como editoras de la enciclopedia; por otra parte la «invisibilización» de las mujeres en sus diferentes roles en el mundo científico y académico. Por eso resultó tan elocuente la anécdota con la que Dubner inició su charla. Contó que a fines del año pasado diversos medios de comunicación acudieron al Instituto de Astronomía y Física del Espacio (IAFE) para consultar sobre un hecho de cierta gravedad que había acontecido en la institución. Los noteros buscaban alguna autoridad, por lo que encaraban ansiosamente a cada uno de los hombres –técnicos, científicos y empleados– que entraban y salían del instituto. No se les ocurría –además de que tampoco se habían informado– que la persona que presidía esa institución podía ser una mujer, una que había pasado varias veces delante de sus narices. Justamente Dubner, a la sazón directora del IAFE desde 2009.

Señora de nadie
En lo que se refiere a las formas de editar, el caso de Marie Curie en Wikipedia fue muy ilustrativo. Hasta no hace mucho, en las primeras líneas de su biografía se consignaba que era la esposa de Pierre Curie, premio Nobel de Física (1903). Luego se decía que había sido pionera en el campo de la radiactividad y la primera persona en recibir dos premios Nobel en distintas especialidades –Física y Química–, y la primera mujer en ocupar el puesto de profesora en la Universidad de París. En la actualidad, ediciones varias mediante, el orden se ha invertido y su relación marital no aparece al comienzo como definiendo sus logros profesionales. Algo que no sucedía en las referencias enciclopédicas dedicadas a su marido.
Como resultado de la Editatón de marzo se subieron a la web diversos artículos sobre prestigiosas investigadoras nacionales y las organizadoras anunciaron que la actividad se repetirá este año en diferentes lugares de la Argentina.