País | Voces | Universidad de Hurlingham

Aulas para todos

«Cuando en los 90 se empezaron a crear universidades en el Conurbano muchos pensaron que le iban a quitar matrícula a la UBA y eso no ocurrió. En todo caso dejó de aumentar, pero no bajó. Y las universidades crecieron», cuenta Aliaga al hacer referencia a la importancia de la federalización de la educación superior. Hoy la Universidad de Hurlingham, que nació en 2016, está superando los 25.000 estudiantes, «10.000 cada año, y eso que no tiene las carreras más taquilleras». «Ir a una universidad es un salto cultural y si vos no tenés alguien que te acompañe en ese salto, se hace muy arduo», reflexiona y señala que eso es posible con una universidad de proximidad.
Un claro ejemplo: la UNAHUR tiene profesorado de inglés y no toma examen de ingreso, solo de nivelación, y gratis. Así descubrieron que muchos estudiantes se anotan en la carrera no para ser profesores, sino para aprender el idioma. «Si ese es el objetivo de la universidad no está mal. Si hay un montón de gente que aprendió idioma, informática, a escribir mejor, a tener más herramientas, seguro que estás mejorando la calidad de vida de esas personas y la capacidad laboral del país. Cierra para la economía, cierra para los individuos, cierra para todos».