País | Voces | REFERENTES

Bayer y Jauretche

El tono sereno de Pigna, solo elevado a la hora de hablar de la actualidad del país, se ilumina cuando se refiere a alguna de sus principales influencias en su labor. Llegó a tener una gran amistad con Osvaldo Bayer, con quien compartió el programa televisivo Historia confidencial en 2001 por Canal 7. Sobre él cuenta con entusiasmo y picardía: «Iba mucho a visitarlo al Tugurio, como él llamaba a su casa. “Venite a tomar los remedios”, me decía. En realidad, era el malbec de las 11 de la mañana. Tuve la suerte de ir con él a Ushuaia para hacerle un homenaje a Simón Radowizky en el propio penal. También dimos charlas en Córdoba. Tengo los mejores recuerdos de un verdadero maestro». Destaca además su formación como historiador en Alemania y como periodista: «Gran investigador que sacó a la luz acontecimientos totalmente ocultos como los fusilamientos de la Patagonia y otros hechos. Instaló otra forma de hacer historia con la que yo me siento totalmente identificado».
Pero además cuenta cómo de forma casi «premonitoria», según sus palabras, conoció a Arturo Jauretche: «Fue muy de chico y de una manera muy increíble: mi papá me llevaba los domingos a la tarde a tomar el café con leche a Las Violetas y Arturo vivía cerca. Ahí mi papá me dijo: “Ese que ves ahí es Arturo Jauretche”. Yo tenía 10 años, no tenía idea de qué me hablaba. “Te voy a dar un libro para que veas quién es”, me dijo mi viejo y ahí comencé a leerlo. Luego alguna vez nos acercamos a saludarlo». Sobre aquel referente del pensamiento peronista y autor de célebres obras como El medio pelo en la sociedad argentina y El manual de zonceras argentinas asegura: «Es una figura fundamental. Un hombre que cambió la manera de ver la historia: con mucha honestidad, sinceridad y despreocupado de los motes que le iban a poner por ver a la historia de una manera sencilla y popular. Un maestro absolutamente. Fíjate la actualidad que tiene Los profetas del odio, este sector social que odia y odia y que hoy en día llevan el nombre de haters».