Voces

El desafío electoral

–Revolución Ciudadana tiene una cita en las urnas el próximo 3 de febrero, ¿cómo se preparan?
–Con mucha expectativa y energía. Ese día se eligen cerca de 8.000 autoridades locales. Nuestro sistema divide por tamaño los distritos. El más pequeño se llama junta parroquial, sigue la alcaldía, luego la prefectura y finalmente el país. Por primera vez en cinco años vamos a participar con partido propio, hemos puesto candidatos y candidatas en todo el territorio ecuatoriano. Numéricamente eso va a ser una ganancia en sí misma, vamos a tener por fin autoridades locales con las que se pueda reconstituir un músculo político más allá del legislativo, que era nuestra única expresión hasta el momento. Estamos muy esperanzados. Es que sabemos que la guerra judicial es sobre todo política. Y la política se construye en la política, aunque parezca un juego de palabras. Es imperioso que nos reconstruyamos, contrarrestar los efectos del neoliberalismo implementado por un presidente banquero. Tenemos un Gobierno totalmente ausente, desinstitucionalizado y esto no es gratis. La ausencia de Gobierno es la que permite una mayor ampliación de las posibilidades de privatización y de venta del país y eso es lo que está pasando en este preciso momento en Ecuador.