Voces

Norita, «¿cómo no extrañarla tanto?»

Tiempo de lectura: ...

–¿De qué modo les afectó la partida de Nora Cortiñas?
–Fue una gran pérdida, Norita era parte de la Comisión Provincial por la Memoria y, por supuesto, tenía un rol importante, protagónico. Norita era una sabia y, como todas las personas sabias, conocía bien cada cosa que hacíamos, la lectura que hacía de las discusiones, de los debates. Norita siempre hizo un aporte enorme, porque fue una persona muy coherente. No tenía especulación partidaria, una militante enorme, decía lo que había que decir en el lugar que había que decirlo, no importaban las formas. Podía plantarse frente a un ministro, frente a un gobernador y decirle este tipo tortura. Hay un montón de anécdotas de Norita, adelante de ministros o de la gobernadora, recuerdo, diciendo cosas duras. Porque era consecuente. Eso es lo que la hacía diferente. ¿Cómo no quererla, cómo no extrañarla tanto? Nos cuesta pensar que ya no está. Aunque conocíamos su proceso de salud, nos cuesta pensar que no la vamos a volver a ver. Nos entristeció mucho. Nos dejó el desafío de poder seguir pensando las cosas como ella las pensaba. Ha sido para nosotros una persona fundamental en todo lo que es hoy la Comisión por la Memoria. Tratamos de seguir con lo que ella nos planteaba, continuar más allá de las condiciones adversas, hay que seguir luchando.

Estás leyendo:

Voces

Norita, «¿cómo no extrañarla tanto?»