País | Voces | Diego Maradona

Recuerdos de un funeral

La muerte de Diego Maradona fue un sismo. Y ahí también aparecieron las imágenes. Las redes, los medios, hasta las fotos de un perfil de WhatsApp. Todo se inundó con algún retrato, una camiseta o algún recuerdo de ese signo compartido que marcó millones de biografías. Pero también en ese caso apareció la calle, una calle representada de distintas formas; en camisetas de River y Boca que se abrazaban en llanto pero también de un funeral que de pronto pasó a ser públicamente cuestionado.
–¿Qué nos dejó ese duelo?
–Acá hay dos cosas. Por un lado, todo lo que significó la muerte de Maradona, y por otro, que esa muerte haya sucedido en pandemia. Hoy por ejemplo me atraviesa la muerte de Horacio González. Son muertes que generan una sensación de orfandad. Es la tristeza infinita ante lo irreversible e intempestivo. En el caso de Maradona resulta muy fuerte pensar cómo ese vacío «de un país sin él» de pronto se llenó de imágenes. Maradona fue uno de los hombres más fotografiados de la historia argentina, con lo cual nos inundó ese archivo infinito, que también incluía imágenes del Maradona que cada uno elegía como propio para recordar. Me parece que hay algo ahí de la visualidad que viene a ayudarnos a sobrellevar la muerte.
–Y también llegó la imagen de ese pueblo inundando la ciudad vacía.
–Maradona siempre fue desborde, siempre fue lo inefable, lo que se va del límite, y ese funeral estuvo a su altura. Fueron imágenes muy potentes las que vimos esos días, creo que quedan en la retina las de ese amor de un pueblo que se ve pocas veces. No obstante, creo que no fue solo la muerte de Maradona, sino que haya sido su muerte en pandemia.
–¿A qué te referís?
–Creo que todos en algún momento tuvimos que decidir a pesar del riesgo. Lo que se pone en juego en esas situaciones también es eso. Por ejemplo pensemos en lo que fue la legalización del aborto, cómo después de tanta lucha, muchas decidimos también salir a la calle. Ahí se veía reflejada la necesidad de estar en la calle, cuerpo a cuerpo, de encontrarnos, de buscar las formas para volver a ponernos en contacto.