500 chicos fueron apropiados durante la tiranía de Pinochet

Según una investigación realizada por el juez Mario Carroza, al menos 500 niños chilenos fueron adoptados irregularmente por extranjeros durante la dictadura cívico-militar de Augusto Pinochet. La principal inculpada es Telma Uribe, una asistenta social (que ahora tiene 96 años) que tuvo una activa vinculación con diversos organismos internacionales que facilitaban las «adopciones» a familias extranjeras, la mayoría estadounidense, durante las décadas del 70 y 80, según reveló el diario La Tercera. El proceso, que el juez Carroza comenzó con un número limitado de querellas que denunciaban la sustracción de hijos, se amplió a cerca de 500 casos a raíz de un informe de María Cecilia Erazo, asistente social y abogada de la Universidad Católica que ejerce funciones de perito judicial de la Corte de Apelaciones de Santiago.