500%

Fue el aumento de los casos denunciados de violencia física contra personas de la comunidad LGBT entre 2016 y 2017, según consigna el informe del Observatorio Nacional de Crímenes de Odio. El relevamiento, realizado entre enero y diciembre del año pasado a través del análisis de medios masivos de comunicación, señala que del total de crímenes de odio cometidos en ese período, el 13% corresponde a asesinatos y el 87% a violencia física que no terminó en muerte. Con respecto a las víctimas, el 58% son mujeres trans (travestis, transexuales y transgéneros), el 30% son varones gays cis y el 3%, varones trans.