70 años de Universidad gratuita

Se cumplieron 70 años del decreto que suprimió los aranceles de las Universidades Nacionales en la Argentina. Esto permitió el acceso a la Educación Superior a decenas de miles de personas, eliminando los limitantes de condición económica. A partir del 22 de noviembre de 1949, Argentina dio un paso innovador en América Latina y el mundo. El decreto 29.337 promulgó la supresión de aranceles y gravámenes para el ingreso a las Universidades Nacionales. Los números de las matrículas son contundentes: mientras en 1945 había 47.000 estudiantes, para 1950 ya eran 80.445 y para 1955 eran 138.317. Recién con la dictadura cívico-militar iniciada en 1976 se generaría un retroceso en la inscripción de estudiantes. Para Aritz Recalde, licenciado en Sociología y director de Posgrados de la Universidad Nacional de Lanús (UNLA), la gratuidad adquirió implicancias sociales, políticas y económicas de largo alcance y fue, y sigue siendo, un rasgo fundamental de la cultura nacional. «A partir de la gratuidad, la Universidad pasa a ser un medio de igualación de clases. Hasta ese momento era una institución elitista que otorgaba el monopolio del conocimiento y del poder que ello conlleva a una minoría selecta», señaló.