Aire libre

La FM cooperativa 88.3, que transmite desde el barrio porteño de Parque Patricios, es resultado de la gestión comunitaria de los vecinos del complejo habitacional Monteagudo. Contenidos de calidad y comunicación contrahegemónica.


Horizontalidad. La gestión colectiva de la emisora es una de sus marcas distintivas.

En esta radio se ponen permanentemente en diálogo diferentes experiencias políticas y culturales de la ciudad», dice Mariano Randazzo, asociado y miembro del colectivo de dirección de Radio Sur. La FM 88.3 es una emisora comunitaria que surgió en el marco del complejo habitacional Monteagudo, de Parque Patricios, al sur de la Ciudad de Buenos Aires, un emprendimiento de 326 viviendas construidas de manera cooperativa por integrantes del Movimiento Territorial Liberación (MTL). A partir de esa experiencia, en 2008, un grupo de vecinos y profesionales de los medios se plantearon crear una radio. «La idea fue crear un espacio de comunicación de unidad del campo popular y de izquierda, con el objetivo de aportar una mirada crítica, buscar respuestas colectivas, además de darle lugar a las experiencias culturales alternativas de la ciudad», explica el periodista.
En línea con estas ideas, los integrantes del proyecto decidieron gestionar la FM de manera solidaria y constituyeron la Cooperativa de Trabajo Radio Sur. «Ser cooperativa es lo que naturalmente nos sale como organización –dice Randazzo–, porque efectivamente en la práctica somos eso: somos un medio en donde nadie pone la plata, lo que entra se reparte colectivamente y las decisiones se toman de manera participativa en asamblea. Lo que hacemos no es comunicación cooperativa, sino comunicación libre, y la figura cooperativa es el saco que mejor nos cabe». Por su parte, Noelia Depaoli, productora y secretaria de la cooperativa, agrega: «En plenarios discutimos cuestiones que van desde los lineamientos políticos, los proyectos y los contenidos hasta la organización administrativa».
Con un transmisor de 10.000 kilowatts, Radio Sur es una de las FM comunitarias más potentes de la Argentina.  Hace 10 años, cuando se fundó, su onda llegaba a toda la Ciudad de Buenos Aires, pero la falta de control del Estado, que permitió que los grandes medios de la metrópoli aumentaran su potencia sin control, llevó a que el alcance territorial de la emisora se redujera a menos de la mitad. Activos militantes por la sanción de la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, los cooperativistas continúan reclamando ante el Ente Nacional de Comunicaciones la apertura de los concursos para el otorgamiento de licencias radiofónicas a medios de comunicación sin fines de lucro.   

Audiencia despierta
Con una grilla que mezcla programas de producción propia y de realización externa, Radio Sur se plantea como una forma de unidad en la diversidad. «Tratamos de construir una audiencia que esté despierta políticamente –apunta Randazzo–. No se trata solo de enterarse de lo que está pasando, desde una perspectiva contrahegemónica, y de entender porqué pasa, sino de generar desde el aire un debate genuino de ideas».
La constante profesionalización y la generación de contenidos y de calidad hizo que la emisora fuera premiada en dos ediciones de la Bienal Internacional de Radio de México. «Ser comunitario, alternativo y popular no significa que no hagamos productos de calidad –asegura Depaoli–. Quienes trabajamos en Radio Sur estamos convencidos de que es necesario formarse y actualizarse permanente para llegar a los oyentes con contenidos creativos y competitivos», destaca quien es además productora de Insurgentes, magazine informativo de la mañana de la FM».
Para Randazzo, en los últimos años, en las radios comunitarias no solo pueden encontrarse voces diferentes a las que instalan los medios hegemónicos de comunicación, sino también propuestas superadoras. «Hoy se hace mejor radio en los medios comunitarios que en los medios comerciales –sostiene–. Si querés escuchar ficción, experimentación radiofónica, otras voces, música, literatura, historia, otro marco intelectual, tenés que sintonizar emisoras comunitarias».