AMLO y el caso Guzmán: “No se puede apagar el fuego con fuego”

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, expresó que respaldó la liberación de Ovidio Guzmán, hijo del «Chapo», tras los hechos violentos y daños civiles que se suscitaron en Culiacán, estado de Sinaloa, luego de la captura del delincuente porque «no puede valer más la captura de un delincuente que la vida de las personas».  El mandatario puntualizó que en su gobierno no hay contubernio con grupos del crimen organizado y no cambiará su política de seguridad por lo que pidió confianza al pueblo de México. «Está bien pintada la raya, la frontera entre delincuencia y autoridades», dijo. Luego, AMLO señaló que «esta decisión se tomó para proteger a los ciudadanos, no se puede apagar el fuego con fuego. Esa es la diferencia de esta estrategia a diferencia que han hecho los anteriores gobiernos. La estrategia que se aplicó anteriormente convirtió al país en un cementerio. Eso ya no lo queremos. Nada por la fuerza, todo por la razón. Nosotros no queremos muertos, no queremos la guerra».