ARA San Juan: Entre la angustia y la esperanza

Los familiares de los 44 tripulantes del ARA San Juan, desaparecido en las aguas del Atlántico Sur, esperaban un informe de las autoridades de la Armada que significara «el anuncio de un paso adelante en la búsqueda del submarino. La expectativa es mucha, el deseo de tener buenas noticias genera ansiedad y se venía anunciando como importante el informe y aunque finalmente no fue lo que esperábamos, igual seguimos manteniendo la fe», expresó Nicolás Nolasco a la prensa. A la vez, ningún familiar quiso referirse a la existencia de un distanciamiento entre los que todavía conservan «la legítima esperanza de que regresen vivos» y los del grupo que, aunque comparten la misma angustia que los une en el dolor, han salido a denunciar públicamente que «les siguen diciendo mentiras» para no reconocer «que ha pasado lo peor». Asimismo, Nolasco recalcó que «cada vez somos más los familiares que, como nosotros, vivimos en otras provincias y nos vinimos a Mar del Plata para acompañar a nuestros padres o a las esposas e hijos de los 44 tripulantes».