Argentina lista para el debut en Rusia

Willy Caballero; Eduardo Salvio, Nicolás Otamendi, Marcos Rojo, Nicolás Tagliafico; Javier Mascherano, Lucas Biglia; Maximiliano Meza, Lionel Messi, Ángel di María; y Sergio Agüero. Esos fueron los que eligió otra vez el entrenador para hacer trabajos tácticos. La presencia de Salvio es un indicador claro de lo que se pretende: que los laterales (él y Tagliafico) se sumen a la línea media cuando la Argentina tiene la pelota, para que combinen con los extremos, Meza y Di María. En ese tipo de movimientos de ataque se verá la transformación: que el equipo pase del 4-2-3-1 para defender al 3-3-2-2 para buscar el gol. ¿Cómo se dispondrán los futbolistas en ataque? Aunque el DT prefiere hablar de «composición para defender y descomposición para atacar», lo cierto es que también en la fase ofensiva se parte de una idea. Y el plan es que Mascherano se coloque entre los centrales, Biglia se ubique en el centro junto a los laterales y Meza y Di María conecten detrás de Messi y Agüero. El 3-3-2-2 se llamará entonces: Otamendi, Mascherano, Rojo; Salvio, Biglia, Tagliafico; Meza, Di María; Messi y Agüero.