Astiz defendió a la Gendarmería

El represor Alfredo Astiz, al usar el derecho a las últimas palabras en el tramo final del juicio de la causa Esma III, que se lleva adelante desde el 2012, refirió a la desaparición de Santiago Maldonado y defendió a la Gendarmería Nacional. El genocida afirmó que, en la actualidad, «el peligro más grande es que esta guerra ideológica se haya transformado en una guerra religiosa», de la que forman parte «movimientos secesionistas» que atribuyó a pueblos originarios en las provincias patagónicas. «En el sur hay movimientos secesionistas como el de Chubut», porque «las guerras contra el terrorismo no se ganan, permanecen en el tiempo» y actualmente las conduce «el Foro de San Pablo», aseveró Astiz, en alusión a esa articulación continental de partidos políticos de centroizquierda e izquierda. En ese marco, y sin mencionar explícitamente a Santiago Maldonado, Astiz criticó a los políticos y periodistas para los cuales «el principal problema no es ese riesgo de movimientos separatistas, sino si un gendarme tiró o no una piedra».