Aumentos sin fin

El INDEC informó que la inflación de octubre fue del 5,4%. Con ese número, la suba de precios acumulada en lo que va de 2018 alcanzó el 39,5% y la medición interanual se aceleró al 45,9%. Los principales motores del segundo IPC más alto del año –tras el 6,5% de septiembre– fueron los aumentos en las tarifas de gas (que impactó en el 8,8% mensual del rubro que engloba vivienda y servicios) y de transporte público (7,6%), las subas en los combustibles y el traslado a precios pendiente de las devaluaciones de agosto y septiembre, que llevó al rubro Alimentos y bebidas no alcohólicas al 5,9%. Este último es un dato especialmente preocupante porque es el principal componente de la Canasta Básica Total, que traza la línea de la pobreza, y el único de la Canasta Básica Alimentaria, que marca el umbral de la indigencia.