Ayotzinapa, a cinco años de la desaparición forzada de los 43

Sin avances en la investigación, los familiares de los 43 estudiantes desaparecidos siguen reclamando justicia y denunciando la responsabilidad del Estado mexicano. En la noche del 26 de septiembre de 2014, policías federales y municipales de Iguala, estado de Guerrero, atacaron a estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa que se dirigían en autobuses a la capital mexicana a conmemorar la masacre de Tlatelolco en 1968. Una multitudinaria movilización y una misa fueron los espacios desde donde se reclamó «el regreso de los nuestros». Ante la exigencia de los padres de los desaparecidos, la primera medida de López Obrador como presidente fue la creación de la Comisión para la Verdad y Acceso a la Justicia en el caso Ayotzinapa, formada por el Gobierno, las familias y organizaciones de derechos humanos. «Tenemos la esperanza de que pronto vamos a llegar a la verdad. La confianza (con López Obrador) se va a ir construyendo conforme vayan avanzando las investigaciones», aseveró Cristina Baptista, cuyo hijo Benjamín es uno de los 43. Cristina, calificó la versión del exmandatario Peña Nieto como «mentira histórica» y sostuvo que «este Gobierno es diferente del anterior, que no hizo las búsquedas sino una simulación».