Ayuda solidaria

Distintas organizaciones del movimiento cooperativo pusieron en marcha campañas de ayuda solidaria para atender las necesidades de los ciudadanos afectados por el temporal que azotó, principalmente, al sur de Santa Fe y el norte de la provincia de Buenos Aires. El Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos (IMFC), en acuerdo con Credicoop, abrió una cuenta corriente espacial, en la filial 070 Tribunales (Av. Corrientes 1574 CABA) del banco, para canalizar los aportes para la compra de los elementos vitales que demanda la emergencia. El número de la cuenta es: 070-014615/0 y la correspondiente CBU es: 1910070455007001461500. La entrega de los fondos recaudados estará a cargo de las filiales de la entidad bancaria y/o del Instituto Movilizador. «Teniendo en cuenta la dimensión de los estragos producidos por el fenómeno climático, resulta indispensable asegurar que la contribución solidaria de los cooperativistas llegue cuanto antes a sus destinatarios», dice el comunicado emitido por el Instituto. Por otro lado, Credicoop anunció créditos para sus asociados –personas o comercios– afectados por inundaciones. Se trata de una línea en condiciones especiales –tasa fija de un 14%, hasta 48 meses y hasta un monto de 50.000 pesos– destinada a refacciones, reparaciones y reposición de artículos materiales que fuesen necesarios en propiedades u otros bienes.
Asimismo las dos instituciones se sumaron, de manera articulada, a la campaña que coordina la Confederación Cooperativa de la República Argentina (COOPERAR) con respaldo del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES), para el acopio de alimentos no perecederos, colchones, frazadas, agua, lavandina y otros productos y elementos que luego serán enviados a los damnificados de las localidades afectadas, a partir de la colaboración de las cooperativas de distintos puntos del país.