Balazos contra la caravana de Lula

«Si piensan que con piedras y tiros van a quebrantar mi disposición de luchar están equivocados, el día que mi garganta no pueda gritar más, gritará por la garganta de ustedes», afirmó el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva luego de que su caravana recibiera cuatro balazos por parte de desconocidos, mientras recorría el estado de Paraná, al sur de Brasil. El convoy fue «víctima de una emboscada» a la salida de la ciudad de Quedas do Iguazú, detalló la presidenta del PT, Gleisi Hoffmann, senadora por el estado de Paraná. Este no fue el primer ataque, ya que recientemente uno de los ómnibus fue objeto de pedradas que rompieron el parabrisas y «pudieron causar una tragedia», denunció Paulo Pimenta, jefe de la bancada de diputados del Partido de los Trabajares. Como se sabe, Lula encabeza las encuestas con un 35% de intenciones de voto y reiteró en actos y entrevistas recientes que nada lo hará desistir de su candidatura, pese a que fue condenado en la causa Lava Jato. Según trascendió, aunque los agresores permanecen sin identificar, estarían relacionados con estancieros y grupos de ultraderecha.