Besos contra la homofobia

(Foto: Télam)

«La homosexualidad no debe aceptarse» y «atenta contra el plan de Dios para el hombre». «En la tradición del Antiguo Testamento, la actividad erótica entre miembros del mismo sexo era considerada una abominación religiosa que ofendía a Dios y exigía castigo drástico». Estos y otros comentarios de contenido fuertemente homofóbico pueden leerse en un material escolar que, según denunció un grupo de estudiantes de nivel secundario del Instituto Cristiano Evangélico (ICEBEM) de la ciudad entrerriana de Paraná, fue preparado por las autoridades del establecimiento. Además de definir a la homosexualidad como un pecado abominable, el documento recomienda no participar de encuentros a solas con homosexuales y rechazar invitaciones «para evitar casos de seducción» de chicos homosexuales. Mientras algunas familias radicaban una denuncia ante el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo, los chicos convocaron a un «besazo» en la puerta del colegio para repudiar el «adoctrinamiento homofóbico». «En el marco de lo sucedido con el ICEBEM, sus políticas educativas orientadas a la discriminación, el odio y la homofobia –dijeron los estudiantes en la convocatoria–, nos concentramos en la puerta del colegio a manifestarnos con nuestra única arma: el amor».