Boca y River no quieren visitantes en las finales

Rodolfo D’Onofrio y Daniel Angelici, presidentes de River y Boca, respectivamente, contradijeron el pedido de Mauricio Macri para que las finales de la Copa Libertadores se jueguen con visitantes y expresaron su interés por modificar el día de las definiciones a los domingos 11 y 25, en lugar de los sábados 10 y 24, como se programó. «No puede ser que nos enteremos de todo sin que nadie pueda consultar con nosotros. Por distintas razones, no creo que debamos jugar con público visitante. No alcanza tener dos o tres Bomboneras ni dos o tres Monumentales. Aparte, con 4.000 entradas, la realidad es que gran parte iría para las peñas y muchos socios se quedarían afuera», dijo el presidente Xeneize. Por su parte, D’Onofrio le dio la derecha a su par de Boca y se mostró fastidioso por las recurrentes reformas con la que fue mutando la serie de partidos decisivos en las finales de la Copa Libertadores. «Un día nos levantamos con un cambio de fecha, otro día con la novedad de los visitantes. Nunca nadie nos avisó nada. Para River, público visitante no. Las cosas hay que hacerlas con tiempo», dijo el presidente Millonario.