Bolsonaro poco empático con los muertos por COVID-19

El cinismo de Jair Bolsonaro volvió a generar indignación luego de que Brasil registrara un nuevo récord de decesos por COVID-19, cuando expresó que pese a que su segundo nombre es «Mesías», no es capaz de «hacer milagros». Y ante el incremento de muertes por el coronavirus, afirmó: «Así es la vida». Consultado sobre las crecientes cifras y la aceleración de los contagios –el último parte registró más de 5.000 y el total es de casi 72.000– el mandatario respondió: «Lo lamento, pero ¿qué quieren que haga?». Luego, presidente brasileño sostuvo: «Mañana seré yo. Lógicamente, uno quiere tener una muerte digna y dejar una buena historia». Y agregó: «El virus va a afectar al 70% de la población», lo cual «es infelizmente una realidad». Bolsonaro, quien se halla en tensa relación con gobernadores y alcaldes que han declarado cuarentenas y otras medidas de reclusión que él censura, destituyó hace diez días al hasta entonces ministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta, quien defendía esas medidas.