«Brasil, urgente, Lula presidente», gritó una multitud tras la condena al líder del PT

El expresidente de Brasil, Luis Inacio Lula Da Silva, calificó de político al fallo que lo condenó sin pruebas a nueve años y medio de prisión y denunció que esa medida dictada por el juez Sergio Moro se enmarca en una avanzada hacia su proscripción. «El golpe no cierra si Lula puede ser candidato», definió y sostuvo que «la única prueba que existe en este proceso es la prueba de mi inocencia». Luego, el máximo dirigente del Partido de los Trabajadores (PT) afirmó que el fallo «no es contra Lula, es contra un proyecto de país»,  y ratificó su intención de presentarse en las presidenciales de 2018. «Si creen que con esta sentencia estoy fuera de juego, quiero que sepan que sigo en el juego», dijo ante un grupo de personas que coreó: «Brasil, urgente, Lula presidente». Por su parte, el presidente de Bolivia, Evo Morales, afirmó que «quieren proscribir al hermano Lula, la oligarquía brasileña tiene miedo de su liderazgo y presencia en la Patria Grande #LulaInocente», escribió Morales en la red social, tras enterarse del fallo judicial.