Brutal ajuste en las asignaciones familiares

El gobierno de Mauricio Macri realizó un brutal ajuste régimen de asignaciones familiares, este viernes, aunque sostuvo en el decreto que fue para «ordenarlo, darle mayor equidad y aumentar la cobertura». Además, ajustó el sistema de pago de aportes patronales y unificó el valor de las asignaciones en todo el país con máximos de 1.500 pesos, con lo cual reducirá desde septiembre próximo el beneficio para «zonas diferenciales», como la Patagonia, donde se cobraba el doble. De este modo, los nuevos montos para las asignaciones familiares serán así: Para el régimen general unificado, hasta ingresos de 2.816 pesos por grupo familiar, los trabajadores percibirán la Asignación Universal Por Hijo y no las Asignaciones Familiares (AF). Para sueldos de entre 2.816 y 24.492 pesos, la AF será de 1.578 pesos por cada hijo. Hasta ingresos de 35.922 pesos, será de 1.063 pesos por hijo. Hasta 41.473 pesos, de 640 pesos por hijo. Y hasta 83.917 pesos, se fijará en 328 pesos por hijo. Así, el Ejecutivo puso fin al régimen diferencial por zonas del país, con un recorte de hasta 53% en los montos de las asignaciones familiares. Además, subió el piso y bajó el techo de ingresos para acceder, lo que dejará fuera del beneficio a miles de trabajadores.