Buena impresión

Fue la primera entidad solidaria de su tipo en la provincia de La Pampa. Nacida hace más de una década, creció en servicios y prestigio gracias al compromiso y el esfuerzo mancomunado de sus asociados. Hoy tiene su propio sello editorial.


Para los más chicos. ¡Escuchá!, de Alicia Partnoy, contiene cuentos, versos y rimas.

Cansados de la precarización laboral que sufrían en las imprentas en las que trabajaban, un grupo de gráficos pampeanos decidió, en 2004, emprender un proyecto propio. Un año más tarde el colectivo obtuvo la matrícula cooperativa, pero fue recién en 2007 cuando pudo montar el taller en el fondo de la casa de uno de los asociados, comprar las maquinarias y poner en marcha el taller de la Cooperativa de Trabajo Gráfica Visión 7, primera entidad solidaria de la provincia dedicada a ese rubro. A partir de ese momento el emprendimiento asociativo, con sede en la ciudad de Santa Rosa, no paró de crecer gracias al esfuerzo y el empeño que pusieron los trabajadores y, también, gracias a la identidad solidaria que asumieron. «Una de las metas que nos propusimos para diferenciarnos fue ofrecer un mejor estándar de calidad en los trabajos y entregar a tiempo los pedidos, además de apoyarnos en el plus y la buena reputación que tienen las cooperativas en La Pampa», manifiesta Pablo Fontana, diseñador gráfico y secretario de la cooperativa.

Ir por más
Desde los comienzos, los cooperativistas de Visión 7 buscaron sumar nuevos servicios a los trabajos de impresión y crearon una agencia de publicidad, además de ofrecer prestaciones como diseño gráfico, proyectos de imagen corporativa y comunicación visual, entre otras. «Gracias al acompañamiento que tuvimos de los ministerios de Desarrollo Social, de Trabajo y de Industria de la Nación del gobierno anterior, pudimos renovar el equipamiento, incorporar nueva tecnología y montar nuevas líneas de producción. Ese financiamiento –explica Fontana– fue el que nos permitió lanzar un sello editorial propio».  La idea de crear 7 Sellos Editorial Cooperativa surgió en 2014 y a principio de este año la entidad sacó su primer título: ¡Escuchá!, un libro de cuentos, rimas y versos para niños, de Alicia Partnoy, sobreviviente de un centro clandestino de detención. «Esta obra recopila textos escritos por la autora en la cárcel para su hija, además de algunas reflexiones sobre el terrorismo de Estado. Decidimos llevarla a las escuelas y es increíble ver cómo los chicos comprenden los conceptos de libertad, derechos humanos, lo que fue la dictadura, a partir de la lectura de esos relatos», dice Fontana.


Sede. El local de la entidad, en Santa Rosa.

Para promover su nueva unidad de negocios, la editorial lanzó un certamen literario, cuyo tema fue: «Identidades». El objetivo de esta propuesta fue conocer, profundizar y comunicar las identidades que atraviesan a autores y sociedades. «Los relatos seleccionados –cuenta Fontana– forman parte de una antología que hemos publicado recientemente. Estamos muy contentos porque más de 300 participantes desde varios lugares del mundo nos mandaron sus trabajos, entre ellos, niños, adolescentes, escritores y también cooperativas, instituciones y agrupaciones».
Los integrantes de Visión 7 siempre comprendieron la importancia de generar redes dentro de la economía social y solidaria. Es por eso que se federaron en la Red Gráfica Cooperativa y se asociaron a la Federación Argentina de Cooperativas de Trabajadores Autogestionados. También, junto con otras empresas asociativas de la región, impulsaron la creación de la Federación de Cooperativas Pampeanas (FECOPA). Desde esta entidad y en conjunto con la Universidad Nacional de La Pampa, Visión 7 participa en la realización del programa de radio Los hijos de Zapata, un espacio dedicado a la economía social y solidaria, que se emite por FM La Tosca.