Cambiemos se consolida en el país

La alianza oficialista triunfó en las elecciones legislativas de este domingo y, de ese modo, logró una performance cuyo precedente anterior lo produjo el alfonsinismo, en 1985: mejoró el buen porcentaje total nacional de votos conseguidos en las Primarias Abiertas (PASO); se impuso en más provincias que entonces; amplió la dotación de diputados y senadores nacionales; ratificó que es la única fuerza implantada en todos las provincias en las que salió primero o segundo; se impuso en las cinco con padrones más nutridos, Buenos Aires, Ciudad Autónoma, Córdoba, Santa Fe y Mendoza. A la vez, la coalición del gobierno de Mauricio Macri coronó el festejo con la victoria del exministro Esteban Bullrich sobre la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner en Buenos Aires. Así, Cambiemos mantendrá la condición de primera minoría en la Cámara Baja, sin quórum propio, pero aumentando el número de bancas. En Senadores, puede llegar a ser primera minoría si se divide el peronismo, que dominaba la Cámara desde hace muchos años. La coalición, timoneada por el PRO, se impuso rotundamente ante una fragmentada oposición.