Carrefour negocia retiros voluntarios

«Hay un principio de acuerdo por el cual en lugar de casi 3.000 despidos habría un retiro voluntario de 1.000 trabajadores en todo el país. La empresa pide una rebaja salarial que no va a ser aceptada. Creemos que la empresa no debería haber presentado un preventivo de crisis porque no hay razón que lo amerite. El Ministerio actuó en función de la conflictividad que se podía venir», dijo Mario Amado, delegado de la sucursal de Carrefour de la avenida Warnes, en el barrio de La Paternal. Si bien desde el gremio aclararon que no habrá cierre de locales, luego admitieron que algunos establecimientos podrían «no renovar sus alquileres» y que en esos casos los trabajadores serían reubicados o podrían tomar el retiro voluntario, lo que sería un despido encubierto. Dirigentes del supermercadismo anticiparon que si persisten los problemas de rentabilidad en el sector tomarán el mismo camino que Carrefour. Mañana habrá una nueva reunión en la cartera laboral.