Cataluña en busca de candidato

Mientras en el Tribunal Superior de Schleswig-Holstein se debate si los delitos de rebelión y malversación de fondos imputados por la Corte española a Puigdemont son válidos dentro del Código penal germano para extraditarlo –procedimiento que puede durar entre 60 y 90 días–, en Cataluña el reloj corre hacia unas nuevas posibles elecciones y los partidos tienen menos de dos meses para encontrar un nuevo candidato a la presidencia. La misión no se presenta sencilla, teniendo en cuenta que ya son tres las investiduras fallidas desde las urnas regionales de diciembre y que ya no queda ningún cabeza de lista entre las filas independentistas –dueños de la mayoría parlamentaria– en libertad o en suelo español. El último estacazo dado por el juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, al movimiento secesionista el pasado viernes –cuando ordenó prisión preventiva para tres exconsellers, la expresidenta del Parlament y el candidato a la investidura, Jordi Turull– dejó en shock a los partidos favorables a la separación de España.