CGT para junto a “chalecos amarillos”

Como estaba previsto, la mayoría de los trabajadores de Francia acató el paro nacional convocado por la Confederación General del Trabajo (CGT) en solidaridad a la lucha social del movimiento ciudadano «chalecos amarillos». La medida de fuerza fue anunciada por el principal sindicato francés el pasado 11 de diciembre al fracasar las negociaciones con el gobierno sobre reivindicaciones salariales. «Debemos actuar por un aumento inmediato de los salarios, las pensiones y la protección social», indicó el llamado de la CGT que apoya la recuperación del poder adquisitivo de los franceses. La CGT precisó que el paro es un «gran día de acción en todo el territorio», en el que continuarán las manifestaciones de fuerza pacíficas en contra del gobierno de Emmanuel Macron.