China contraataca a Estados Unidos

China determinó represalias comerciales luego de que Estados Unidos le impuso restricciones, semanas atrás, a la importación de acero y aluminio. De ese modo, el país asiático impuso aranceles comerciales del 15% al 25% a un conjunto de 128 productos estadounidenses del sector alimenticio por un valor que se estima en unos 3.000 millones de dólares en frutas, almendras, vinos y carne de cerdo. Si bien el monto no es significativo, constituye una señal de alerta. Por su parte, el Ministerio de Comercio chino argumentó que los intereses de ese país fueron «gravemente dañados» y urgió a los Estados Unidos a «dar marcha atrás en sus medidas contra el acero y aluminio chinos», que según Pekín violan las normas de la Organización Mundial de Comercio (OMC). La escalada comercial golpeó en Wall Street, en donde los principales índices bursátiles registraron caídas.