Cita en Montevideo

Dirigentes del IMFC y del Banco Credicoop participaron del evento cooperativo más importante del continente. El encuentro apuntó a visibilizar el accionar de las entidades de la economía social y a generar acciones estratégicas para el sector.

Apertura. Imperial Zúñiga y Mariño encabezaron el acto inaugural de la Cumbre realizada en la capital uruguaya, con un millar de asistentes.

 

Se realizó en Montevideo, Uruguay, la IV Cumbre Cooperativa de las Américas, que reunió a unos 1.250 dirigentes de 23 países del continente y otras naciones del mundo. Organizados por Cooperativas de las Américas –entidad regional de la Alianza Cooperativa Internacional (ACI)– y la Confederación Uruguaya de Entidades Cooperativas (CUDECOOP), bajo el lema: «Cooperativas: asociatividad para el desarrollo sostenible», se desarrollaron debates, encuentros, talleres, foros y mesas de trabajo, además de 5 conferencias magistrales. Los ejes de trabajo fueron: Poder, mercado, democracia y desarrollo; Economía Social y Solidaria: Estrategia para su fortalecimiento y Contribución de las cooperativas a los Objetivos de Desarrollo del Milenio.
La delegación argentina estuvo integrada por más de 100 dirigentes de cooperativas, federaciones y entidades de tercer grado. Por el Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos asistieron el presidente, Edgardo Form; los consejeros Guillermina Aumedes, Ricardo Gil, Norma Ríos, Víctor Luna Cuevas y Gabriela Buffa, presidenta de la Red Mundial de Juventud de la ACI. También participaron Marta Gaitán, titular de la Secretaría de Género y Verónica San Martín, auditora externa del IMFC, quien asistió al Congreso de Derecho Cooperativo, realizado en el marco de la IV Cumbre. El Banco Credicoop estuvo representado por su secretario de Educación Cooperativa, Reynaldo Pettinari, mientras que Ángel Petriella concurrió como titular de Idelcoop y adscripto a la presidencia de Credicoop (ver recuadro).

 

Estado de alerta
La conferencia inaugural denominada «Panorama del movimiento cooperativo mundial y su rol en la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenibles» estuvo a cargo de Ramón Imperial Zúñiga, presidente de Cooperativas de las Américas. El dirigente continental explicó los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) propuestos por las Naciones Unidas para 2015-2030 y se refirió al compromiso adoptado por la ACI para alcanzarlos. Asimismo, analizó el escenario mundial actual. «Es preocupante lo que se está dando como corrientes internacionales de pensamiento, de rechazo a los migrantes, de xenofobia –dijo–. Están resurgiendo el proteccionismo, el cierre de fronteras, está cobrando fuerza nuevamente el neoliberalismo. Esto nos tiene que alertar porque el cooperativismo impulsa otro tipo de ideas y de prácticas que ponen como eje central a las personas», advirtió.
Según informó Imperial Zúñiga, se estima que a nivel mundial cerca de 1.300 millones de personas están asociadas a una cooperativa y la meta propuesta por la ACI para el 2030 es aumentar esta cifra a 2.000 millones e incrementar las 2.6 millones de empresas relacionadas a la economía social y solidaria a 4 millones. También indicó que el cooperativismo a nivel global tiene una incidencia del 15% en toda la economía y la Alianza plantea que en los próximos 15 años alcance al 20%. Estas son algunas de las metas de la agenda cooperativa mundial, además del compromiso de cumplir con los 17 ODS impulsados por la Asamblea General de la ONU, que entre otras propuestas, busca promover acciones tendientes a erradicar la pobreza, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición, fomentar la agricultura sostenible, garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad, lograr la igualdad entre los géneros, promover el crecimiento económico inclusivo y sostenido, reducir la desigualdad en y entre los países y adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos.

Balance social. Form y dirigentes del IMFC reciben la certificación.

 

Presencia nacional
La nutrida delegación argentina participó activamente en diferentes foros y talleres. «En estos espacios pudimos constatar la diversidad de miradas que coexisten al interior del movimiento cooperativo –dijo el presidente de la filial La Plata del IMFC, Ricardo Gil–. La heterogeneidad de los participantes y las cooperativas de América es tan variada que enriquece el intercambio, pero también dificulta la integración y la unidad», dijo el dirigente y señaló que esta experiencia muestra que «en muchas regiones y países las cooperativas se ven afectadas por el mercado, el capitalismo y la globalización».
Por su parte, el titular de COOPERAR y vicepresidente segundo de Cooperativas de las Américas, Ariel Guarco, tuvo una destacada intervención en diferentes momentos de la IV Cumbre. «La declaración final, síntesis de los debates –explicó Guarco–, nos dejó como mandato para los tiempos próximos la firme postura del cooperativismo americano a favor de un sistema económico que priorice al ser humano, motorizado por empresas que sean asociativas –hacia adentro y hacia afuera– y que generen oportunidades para todas las personas», enfatizó el dirigente. El documento (ver A Fondo en página 17), aprobado por la Asamblea Regional, señala que el movimiento cooperativo debe enfrentar los procesos de concentración imperantes en el mundo y promover sociedades más justas y equitativas, lo que implica «asumir un protagonismo más activo procurando intervenir con mayor fuerza y sentido estratégico en los diferentes ámbitos de definición política sobre los recursos públicos globales».
Antes del cierre de la última jornada, el Banco Credicoop y el IMFC recibieron una distinción especial por la presentación de su Balance Social Cooperativo, herramienta que permite medir el impacto social de la gestión empresarial. En el caso del Instituto, en dicho acto fue entregada la certificación del último Balance. Otro momento relevante fue la ceremonia de clausura, que contó con la presencia del expresidente uruguayo José Mujica. «El mundo está enfermo no solamente de pobreza, sino de crónica desigualdad», señaló, y manifestó que el cooperativismo y la economía solidaria pueden revertir ese escenario. En ese sentido, señaló que el movimiento necesita de políticas fuertes que lo defiendan. «Mientras otros globalizan el interés –enfatizó Pepe Mujica–, nosotros tenemos que globalizar la solidaridad».

 

Fotos: Oscar Bonilla