Clubes de barrio, en riesgo


(Subcoop)

La mayoría de los clubes de barrio siguen sin poder acceder a la tarifa social para los servicios públicos, y los aumentos de los últimos dos años constituyen la mayor preocupación de los dirigentes, según la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires. A modo de ejemplo, el organismo menciona el caso de una institución que en abril de 2016 pagaba una tarifa de agua de 400 pesos y en junio del mismo año comenzó a abonar 1.400. Con respecto al servicio eléctrico –el más utilizado por los clubes–, surge que una institución que a fines de 2015 abonaba 3.000 pesos, en la actualidad debe abonar 9.000. El informe agrega que solo el 22,58% accede a una tarifa diferenciada para el agua y el 12,90% para el gas y la electricidad.