Coherencia y compromiso

La gesta del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos forma parte inseparable de la historia de los movimientos sociales de la Argentina, porque más allá de las numerosas creaciones en el campo de la economía solidaria y las innumerables luchas en defensa del cooperativismo, el IMFC ha ejercido una verdadera docencia al difundir los valores y principios de la cooperación con singular creatividad y profundo sentido transformador de la sociedad». De esta manera comienza la Declaración del Instituto Movilizador difundida al cumplirse 60 años de su nacimiento. El escrito destaca, en ese marco, la labor de las cajas de crédito, bancos populares que llegaron a representar una parte importante del mercado financiero argentino. «La clave de este crecimiento estuvo en una cualidad propia del cooperativismo: su capacidad de brindar soluciones eficaces a partir de la ayuda mutua y el esfuerzo propio de las personas. El valor agregado de esta siembra de cajas de crédito cooperativas fue, junto con la práctica, la prédica de una doctrina profundamente humanista y una labor esclarecedora para comprender las causas de los problemas económicos, sociales, políticos y culturales en cada una de las coyunturas históricas», afirma el documento, que también destaca la coherencia ideológica a través de los años, «una cualidad que se puso a prueba en todos los momentos difíciles que vivió la Argentina a lo largo de su historia contemporánea. De allí la mística que cultivaron y siguen atesorando las sucesivas generaciones de militantes cooperativistas identificados con el IMFC». Sobre el final, sostiene: «En este nuevo aniversario, seguimos cultivando las mismas convicciones y el compromiso inclaudicable de contribuir a la construcción de una Argentina con más democracia y justicia social».