Compromiso público

Como parte de la celebración de las seis décadas de vida del IMFC, se editó un libro que compila las declaraciones emitidas a lo largo de su historia, documentos que evidencian su mirada sobre los acontecimientos sociales y políticos de su tiempo.


Lanzamiento. La publicación, de 280 páginas, está ilustrada con fotos emblemáticas. (Jorge Aloy)

Esta selección de declaraciones emitidas por el Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos a lo largo de su historia constituye un testimonio claro y contundente del pensamiento que orientó –y sigue orientando– la multifacética labor institucional y empresarial de la entidad. Repasar las posturas públicas que tomó el IMFC frente a los múltiples acontecimientos que tuvieron lugar en el transcurso de estas turbulentas seis décadas es, al mismo tiempo, un testimonio de este compromiso y una forma singular de visitar la historia argentina de este período». De esta manera, se presenta el libro 60 años de coherencia ideológica, que forma parte de las iniciativas para celebrar un nuevo aniversario de la entidad nacida en 1958.
Entre esos hechos, se destacan las Declaraciones emitidas en la década de 1970, años de turbulencias políticas y económicas en los que la entidad no permaneció indiferente. En 1977, el Instituto se expresaba públicamente ante el proyecto de reforma de la Ley de Entidades Financieras promovida por la dictadura cívico-militar de 1976, que afectó seriamente al sector del crédito cooperativo. En la declaración emitida el 13 de abril de 1977, advertía sobre los riesgos de concentrar y reducir la actividad de los bancos y cajas de crédito y alentaba a encontrar soluciones que no excluyeran del sistema financiero al sector solidario.

Años difíciles
La guerra de Malvinas (1982) y las medidas económicas de la dictadura militar fueron otros temas abordados en las declaraciones. «Si las medidas de las áreas cambiaria y financiera no son reforzadas por un programa más amplio que actúe sobre la economía real y no limitada al manejo de las variables monetarias, no habrá de lograrse una reactivación; en cambio, se profundizará la recesión y aumentará la inflación», señalaba la Declaración del 3 de agosto de 1982. En cuanto al conflicto bélico, en mayo del mismo año, se emitió un documento que manifestaba: «El colonialismo contemporáneo es la política estatal dictada por los grandes monopolios internacionales, contra los cuales ha tenido que luchar para defenderse y desarrollarse el movimiento cooperativo de todos los países. La fuerza y el carácter espurio del imperialismo internacional del dinero, como lo llamaba Juan XXIII, obliga, asimismo, a asegurar una política exterior independiente, sustentada en lo interno por la vigencia de la Constitución, la defensa de la industria y la producción, la plena ocupación con salarios dignos, la preservación de la cultura nacional».
Otros hechos destacados de los últimos años, como la Reforma Constitucional de 1994, el atentado contra la AMIA, la crisis de 2001, el No a ALCA, la desaparición de Jorge Julio López, el terremoto de Haití y la primera marcha del movimiento feminista nucleado bajo el reclamo Ni Una Menos también motivaron mensajes de la entidad, evidenciando sus férreas convicciones cimentadas en los valores humanistas, la defensa de la paz, la promoción de una cultura democrática y la lucha contra todo tipo de desigualdades.
«El propósito de esta publicación es nutrir a los dirigentes actuales y a las futuras generaciones de cooperativistas con un material de profundo contenido doctrinario
–señala Edgardo Form, presidente del IMFC, en el prólogo–. Un insumo indispensable para enriquecer su formación y pertrecharlos con un bagaje argumental que les permita ubicarse frente a los desafíos de la economía social y solidaria».