Compromiso vigente

Como cada año, consejeros de todo el país se reunieron en Rosario para celebrar la máxima instancia estatutaria de la entidad, convalidando por unanimidad la Memoria y el Balance. Nuevas incorporaciones al Consejo de Administración.


Al frente. San Martín, Sosa, Form, Massimo y Galende encabezaron el encuentro. (Julieta Pisano)
 

Delegados de cooperativas de todo el país se dieron cita en Rosario para participar, como todos los años, de la Asamblea General Ordinaria del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos, con el fin de refrendar con sus votos la Memoria y Balance de la entidad, como así también elegir autoridades del Consejo de Administración. En su apertura, el presidente del IMFC, Edgardo Form –acompañado por Leticia Sosa, secretaria; Rafael Massimo, tesorero; Marcela Galende, contadora; y Verónica San Martín, auditora– dio la bienvenida y destacó la importancia que tiene el cumplimiento de esta instancia estatutaria. También informó sobre la iniciativa de la ESSApp, desarrollada junto con la Universidad Nacional de Quilmes,  una aplicación para dispositivos móviles que reúne información referida a las empresas y entidades de la economía social. Este nuevo servicio también va a posibilitar la realización de transacciones comerciales. «Es un gran aporte a la visibilidad y a la integración del movimiento cooperativo», afirmó Form. Asimismo, se informaron los avances respecto del nuevo proyecto educativo del IMFC, el Instituto Universitario de la Cooperación.

Contexto nacional
Más tarde, la secretaria del IMFC dio inicio a la lectura de la Memoria que abarcó, en esta oportunidad, solo seis meses, de julio a diciembre de 2016, debido al cambio de fecha de la asamblea realizado para adecuarse a las nuevas disposiciones establecidas por el Banco Central. En cuanto a la evaluación de la situación nacional, el texto describió las graves consecuencias que ha tenido la implementación de la política económica del gobierno de la alianza Cambiemos, de corte neoliberal, sobre la matriz socio-productiva del país. Algunos aspectos mencionados fueron la inflación anual que supera el 40%, la caída abrupta del consumo interno, la disminución de la actividad industrial y del PBI y un endeudamiento externo que ha alcanzado cifras históricas. Las números oficiales indican, además, que en el segundo semestre de 2016 el número de pobres ha aumentado un 4,3% respecto al año anterior. Al mismo tiempo, menciona que la apertura a las importaciones de productos que se generan en el país «ha gravitado negativamente sobre un segmento importante de pequeñas y medianas empresas», lo cual explica en gran medida el cierre de muchas de ellas. Frente a este panorama recesivo, la Memoria afirma que el Instituto, como parte del movimiento cooperativo enmarcado en COOPERAR, ha insistido sobre la necesidad de avanzar hacia la integración institucional y empresarial de la economía social y solidaria para lograr «una mayor incidencia en la formulación de políticas públicas». Dicho enfoque fue expuesto en la IV Cumbre Cooperativa de las Américas, realizada en Montevideo en noviembre de 2016, por la delegación que representó al IMFC. También se puso en consideración de la asamblea el reglamento del servicio de crédito, que regulará la actividad del IMFC consistente en otorgar servicios crediticios. Todos los puntos del orden del día fueron aprobados por unanimidad.
Para finalizar, se realizó la elección del nuevo consejo de administración. En cuanto a las modificaciones producidas respecto del ejercicio anterior, se destaca la designación de Alfredo Saavedra como secretario, mientras que su antecesora, Leticia Sosa, ocupará desde ahora el cargo de síndica suplente en remplazo de Margarita Salazar; y la designación de Carlos Amorín como protesorero, en lugar de Graciela del Valle Bísaro. Los nuevos vocales titulares son Jorge Moyano y Roberto Gómez. Como vocales suplentes se incorporaron por primera vez al consejo del IMFC los dirigentes Celia del Valle Ávila (cooperativa Peluqueros y Estética de Buenos Aires), Nelson Braillard (Cooperativa Eléctrica de Zárate) y Leandro Monk (cooperativa de software libre GCoop).