Condenado por revisar el celular de su pareja

Pablo Casas, titular del Juzgado N° 10 del fuero Penal, Penal Juvenil, Contravencional y de Faltas de la Ciudad de Buenos Aires, condenó a un hombre que, en un contexto de marcada violencia de género, tanto física como psicológica, le arrebató el celular a su pareja para revisar su contenido y controlar sus conversaciones. «Cuando la mujer llegó a su domicilio estaba esperándola su pareja, quien le preguntó “¿con quién estabas?”, “¿dónde estabas?” y “¿qué hacías sola por la calle?”. Asimismo, le arrebató su celular y lo revisó para determinar con quién había estado», describe la sentencia. Además de la condena por «maltrato doblemente agravado por el género y el vínculo», la Justicia decidió sentenciar al hombre por el delito de «violación de privacidad», luego de que quedara probado en el juicio que le sacó el teléfono de las manos a la mujer de forma violenta para después insultarla y golpearla. El magistrado condenó al hombre a ocho días de prisión en suspenso «como autor responsable de la contravención de maltrato doblemente agravado por el género y el vínculo», y a tres meses de prisión en suspenso por «el delito de violación de privacidad previsto por el artículo 153 del Código Penal».