Contra el machismo

Para erradicar las agresiones sexistas en el ámbito cooperativo, se realizó una actividad junto con la Comisión Nacional Coordinadora de Acciones para la Elaboración de Sanciones de la Violencia de Género. Protocolos, iniciativas y estrategias.

Mirada integral. Lepore y Mosquera puntualizaron diversos aspectos de la problemática. (Jorge Aloy)

El conversatorio propuesto por el Comité de Equidad de Género de la Confederación Cooperativa de la República Argentina (COOPERAR), con invitación del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos (IMFC), tuvo una consigna clara: «Declaremos a nuestras entidades libres de violencia de género». La charla contó con la presencia de Florencia Lepore y Jorge Mosquera, integrantes de la Comisión Nacional Coordinadora de Acciones para la Elaboración de Sanciones de la Violencia de Género (Consavig), cuya titular es la abogada Perla Prigoshin.
Horas antes, COOPERAR firmó con la Federación Argentina de Cooperativas de Crédito (FACC) el Pacto Cooperativo por la No Violencia de Género, que entre sus nueve compromisos condena la violencia de género en todas sus manifestaciones, expresando públicamente su rechazo; y promueve la participación femenina en los órganos de conducción y fiscalización de las entidades, así como incorporar la perspectiva de género de manera transversal a la vida institucional. «Venimos impulsando el Pacto no para que sea lo políticamente correcto en estos tiempos que corren, sino que sea sustento para generar un cambio real», resaltó la presidenta del Comité de Equidad de Género, Gisela Wild, quien también se desempeña como que vicepresidenta de la Cooperativa de Energía y Consumos de Ibarlucea, Santa Fe, y Secretaria del Comité Regional de Equidad de Género de la Alianza Cooperativa Internacional (ACI) para las Américas.
Durante la charla, Lepore y Mosquera repasaron la Ley 26485, de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres. En ese marco, analizaron tipos y modalidades de agresiones sexistas, estereotipos de género y la responsabilidad del Estado y de la sociedad en la problemática. Antes de cerrar el conversatorio, que culminó con un renovado compromiso para eliminar el machismo en las entidades solidarias, las asistentes prestaron especial atención a la intervención de la Consavig respecto de los concursos de belleza e intercambiaron ideas para llevar a sus localidades de origen la propuesta «Ciudades sin reina» que esa comisión –que depende del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos– impulsa y a la que ya adhirieron 36 ciudades.