Contra la estigmatización del pibe Qom asesinado en Chaco

En el marco de una campaña impulsada, entre otros, por la ministra de Seguridad para demonizar a supuestos saqueadores organizados por el kirchnerismo, el hermano de Ismael Ramírez, el niño Qom de 13 años que fue asesinado en la noche del lunes en Chaco, expresó en una carta pública: «Tengo mucha bronca, mucha tristeza. No se imaginan lo que se siente haberlo visto morir y encima escuchar tantas mentiras sobre él en los medios, en las redes; que aparezcan fotos de otra persona con un arma, que inventen cualquier cosa para denigrarlo, que omitan su nombre… ¡Ismael Ramírez se llamaba!», indicó Daniel. A la vez, también se pronunciaron otros miembros de la familia del adolescente Qom, su maestra y dirigentes políticos de la provincia que salieron a desmentir esas versiones, repudiar la actitud del macrismo y contar cómo era la vida del niño hasta su asesinato. «No quiero más masacre», lamentó la madre del niño, que reclamó justicia y recordó que su hijo era un buen chico que «jugaba al básquet y venía a la casa». «No solamente hacía eso: también ayudaba a la gente del comedor del barrio Matadero. En todas las copas de leche que había él estaba», relató.