Sin categoría

Contracumbre

Con el objetivo de generar una agenda más amplia y que contemple ejes distintos a los que abordará la reunión del G-20 en noviembre en la Ciudad de Buenos Aires, la red internacional de organizaciones tuvo su primera jornada de debates en el CCC.


Panel. Pablo López, Marcelo Bruchanski, Magdalena Rua y Alejandro Vanoli. (Horacio Paone)

A una década de la primera reunión de jefes/as de Estado del G-20 convocada en Washington para enfrentar de manera coordinada la crisis global, las principales economías mundiales no han logrado articular una respuesta satisfactoria en términos económicos, sociales, ambientales ni productivos. Los problemas distributivos se han profundizado y han sido el caldo de cultivo para el avance electoral de partidos políticos que expresan falsas soluciones a los problemas de nuestros pueblos. Más aún, el sistema financiero que incubó la implosión de 2008 se encuentra fortalecido y recargado y ha alimentado una nueva burbuja especulativa de deuda global, que creció un 74%, de 97 billones en 2007 a 169 billones en 2017, que pone en riesgo a la economía mundial. Las insuficientes reformas propuestas a la arquitectura financiera mundial han quedado truncas o su efecto sobre el modelo de financiarización ha sido marginal», señala el documento final de People-20, «Un nuevo rumbo es posible», que se dio cita a mediados de julio en el Centro Cultural de la Cooperación (CCC), como contraparte de la cumbre que se realizará el 30 de noviembre próximo en la Ciudad de Buenos Aires y que convocará a los principales mandatarios de las economías más poderosas del mundo.

Todas las voces
People-20 es una red de organizaciones no gubernamentales, universidades, centros de investigación y sindicatos que tiene como objetivo discutir una nueva cooperación internacional inclusiva en el marco de la cumbre del G-20 de este año en nuestro país, y en consecuencia, «generar una agenda global distinta, con vistas a construir una nueva forma de cooperación internacional desde una perspectiva progresista, democrática, de pleno respeto a las diversidades y a los derechos humanos. Esta agenda debe ser debatida por los pueblos y para los pueblos, por eso nuestro espacio eligió organizarse como “People- 20/Pueblo-20”», sostienen en su presentación los organizadores del encuentro: SOMO (Centro de Investigaciones sobre Empresas Multinacionales, por sus siglas en holandés), Fundación SES-Latindad (SES, por Sostenibilidad, Educación y Solidaridad), FLACSO (Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales), UNGS (Universidad Nacional de General Sarmiento), UNQ (Universidad Nacional de Quilmes), UNSAM (Universidad Nacional de General San Martín), UNJCP (Universidad Nacional de José C. Paz), CTA (Central de Trabajadores Argentinos) y el CCC. Con el objetivo principal de poner en debate temáticas no contempladas en la agenda del G-20 –que prioriza el libre mercado, la alimentación sustentable y la robotización del trabajo–, los ejes del encuentro se articularon en torno a cuatro ítems: Democracia y globalización; Reformar el sistema financiero mundial; Repensar el comercio mundial; y Nuevos enfoques sobre el empleo y políticas sociales en el mundo, que fueron abordados durante toda la jornada, en distintos paneles, por referentes del pensamiento económico heterodoxo nacional, regional e internacional.
La apertura del encuentro, en la sala Raúl González Tuñón del CCC, estuvo a cargo de Martín Burgos (del departamento de Economía del CCC), Cecilia Nahón (economista, exembajadora en Estados Unidos y exsherpa G-20 de Argentina), Rodrigo Fernández (investigador de SOMO) y Adrián Falco (coordinador del programa de Integración regional y Financiamiento para el Desarrollo de la Fundación SES). «Espero que esta jornada sea un punto de partida de un proceso de mayor discusión, de mayor reflexión, de mayor debate entre quienes estamos participando  –sostuvo Nahón–, pero también de académicos, activistas, investigadores del mundo que se sientan identificados con la agenda de People-20».