Crece la educación privada

Las escuelas privadas porteñas registran más alumnos que las públicas: 93.477 estudiantes frente a 90.878, según reveló la Dirección de Estadísticas y Censos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. El ascenso privado también ocurre en la Provincia, donde la matrícula aumentó un 35% entre 2003 y 2013. Pero es en la capital, con secundarios privados que representan el 50,7% del total –el porcentaje más alto del país–, donde más claramente se refleja la tendencia. El Ejecutivo porteño admitió que 11.432 chicos no pudieron obtener lugar en el sistema público este año. La escasez de plazas y la falta de establecimientos explicarían esta situación. Hace diez años, el presupuesto destinado a Educación era el 30% del total de la Ciudad; en 2016, alcanza el 20,7%, mientras lo que se destina a privadas se mantiene en 16,6%.