Crece la tensión entre las dos Coreas

El Gobierno de Kim Jong-un destruyó el edificio, cerca de la frontera entre ambos países, en respuesta al envío de panfletos desde Corea del Sur contra Pyongyang. «El Norte ha destruido hoy el edificio de la oficina de enlace a las 14.49», aseguró el Ministerio de Unificación sureño en un mensaje de texto enviado a la prensa. Medios norcoreanos advirtieron además que el ejército está «totalmente preparado» para actuar contra Corea del Sur, en una nueva escalada verbal en la península. La demolición del edificio, donde no había personal surcoreano, es en gran parte simbólica. Pero es, probablemente, lo más provocador que ha hecho Corea del Norte desde que abrazó la diplomacia nuclear en 2018 tras un enfrentamiento con Estados Unidos que despertó temores de guerra. Pyongyang ya había amenazado hace unos días con destruir esta simbólica oficina en el marco de su reciente subida de tono contra Seúl debido al envío de globos con propaganda contraria al régimen por parte de activistas desde el Sur. Por su parte, soldados de Corea del Sur patrullan la zona fronteriza con el Norte, este martes, luego de un mensaje amenazador desde el régimen de Pyongyang.